Balón de oro gala

Balón de oro, más marketing que fútbol

El balón de oro: todo menos fútbol

La revista France Football especializada en el mundo del balón, es la encargada de entregar el balón de oro. Este trofeo que se otorga en enero, este último en diciembre, designa al mejor jugador de la última temporada, no al mejor jugador del año como hacen indicar. Es decir, es mucho más importante lo que pasa hasta el mes de junio que lo que pasa desde Julio. Lo hemos observado en numerosas ocasiones, sirva de ejemplo la última edición. Cristiano Ronaldo hizo una segunda parte de la temporada primorosa, sosteniendo al Real Madrid sobre todo en Champions. En contra, el inicio de esta temporada: la peor en números desde que iniciase su andadura en La Liga.

¿Que tipo de jugador gana el premio?

Pero mi crítica al balón de oro va más allá del cuándo, es principalmente el qué se entrega. ¿Es el ganador el mejor jugador de la temporada?, ¿Es el que vende más camisetas? o ¿quién tiene mayor potencial publicitario? Estas cuestiones generan un debate interminable en el que unos y otros tienen razones y argumentos para defender. En mi opinión, Cristiano Ronaldo es justo vencedor del último balón de oro. Él y Messi han copado el galardón en la última década; nadie duda de que son dos de los mejores jugadores de la historia y que habrá un antes y después cuando ya no los veamos en el terreno de juego.

Pero, ¿Qué pasó con Iniesta en 2010? Por no hablar de Ribéry en 2013. Este último acusó de amaño al organismo encargado de entregar el trofeo hace tan solo dos semanas. Gran parte del mundo fútbol, yo incluido, nos echamos las manos a la cabeza cuando aquel gol el 11 de Julio de 2010 y aquel campeonato del mundo, que nos dio el único mundial que España tiene en su palmarés, no fue correspondido con el balón de oro para Andrés Iniesta.

Esto es solo un ejemplo del tipo de galardón que es el balón de oro. Se busca un jugador capaz de abrir los telediarios de medio planeta, capaz de conseguir los mejores contratos. Esto señoras y señores es Marketing, no es fútbol. Y el mundial de Rusia 2018 a la vuelta de la esquina como escaparate.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *