Liverpool-manchestercity

Liverpool FC,¿Quién para a estos tíos?

El Liverpool vence al Manchester City con una segunda parte primorosa (4-3)

El domingo por la tarde en plena sobremesa española, tuvo lugar el partido de la jornada en la Premier League(resumen) No fue un partido, sino un partidazo. Se citaban en Anfield Liverpool y Manchester City y la contienda no defraudó: Ambientazo, goles, intercambio de golpes…vamos, todo lo que la marca Premier League necesita para promocionarse justo en el momento en el que entran en subasta los derechos televisivos del fútbol inglés a partir de 2019.

La primera parte

El partido arrancó con el guion previsto, el City de Guardiola amasaba la pelota y el Liverpool ejercía una presión alta adelantando la defensa para mantener el equipo en 30 metros. Los de Jürgen Klopp encontraban en las espaldas de los laterales citizen un filón. Así llegó el primer gol, tras una mala salida de balón por la banda izquierda que los reds aprovecharon para hacer el 1-0. El gol hizo despertar al líder, que consiguió el empate poco antes del descanso tras un perfecto pase de Otamendi a Leroy Sané, quien con un excelso control ganó la partida al lateral del Liverpool. Después, sentó a dos defensas como si fueran alevines y perforó la portería estableciendo el 1-1.

Exhibición del Liverpool en la reanudación

La segunda parte fue una exhibición del equipo de la ciudad de los Beatles. Como si los puntos tuviesen un valor emocional, el Liverpool se lanzó a por su rival en busca de una victoria que los afianzase en puestos champions. El City no supo contrarrestar el aluvión de fuerza y entrega de los locales; y sucumbió ante la atenta mirada de media Europa. Los goles de Salah, Firmino y Mané pusieron tierra de por medio y evidenciaron justamente la superioridad de los de Mersey.

A falta de 10 minutos para el final, el Manchester City (ayudado por la blanda defensa local) tiró de orgullo para casi empatar un partido que había tirado 20 minutos antes. Al final victoria local (4-3), que demuestra que el Liverpool es un duro hueso capaz de doblegar a cualquier rival champions en una buena tarde; y que siembra dudas en un City cuyos 6 primeros meses habían sido inmaculados, pero al que se le ven las costuras justo antes de entrar en la fase decisiva de la temporada.

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *