Fútbol y Scouting

Por algo no es Piqué capitán del Barcelona

Piqué

Gerad Piqué volvió a protagonizar la polémica del derbi catalán

Piqué da siempre mucho juego. Alguien debería hablar con este chico. Tan buen jugador como polémico. Y es que Piqué no duda en defender su honor y su “modesta” opinión allá donde otros no se atreven a entrar. Hombre educado, de buena presencia y palabra, es capaz de conseguir  adeptos y representar al Barcelona mejor que toda la junta directiva del club catalán.

Por eso me sorprende que en determinadas ocasiones sea tan poco inteligente, se centre más en vender su “mala” imagen que en el juego (marketing en el fútbol) El último ejemplo el pasado domingo en el derbi contra el Espanyol de Barcelona.

Espanyol -Barcelona: fútbol e intensidad

El partido transcurría con normalidad. Piqué era silbado por la afición local cada vez que tocaba el balón, pero de ahí no pasó.

En la segunda parte el partido cambió y Piqué, tras un saque de falta en la zona del córner, remató de cabeza para hacer el empate que a la postre sería definitivo (1-1). Y cambió porque su celebración, mandando callar a la afición local y con posible peineta, encendió a todo el Espanyol. De ahí al final, solo hubo patadas, insultos y ajustes de cuentas.

 

Piqué no es  Carles Puyol

Con esta, ya son muchas las ocasiones en las que Piqué es protagonista por sus inoportunas declaraciones o gestos, y no por ser un buenísimo defensa central. Esto es culpa exclusivamente suya.

Debe aprender a comportarse, saber que es lo que representa, ser en definitiva más respetuoso, sin dejar de ser comunicativo y bien hablado. Y es que la camiseta del Barcelona y el brazalete merecen ser llevados por jugadores de trayectoria y valores intachables, como lo es Andrés Iniesta o lo era el gran Carles Puyol: el verdadero capitán del Barça.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *